viernes, 29 de junio de 2012

Trastornos Intestinales y sus Tratamientos Naturales.

El estreñimiento (Constipación)



El estreñimiento. Causas, efectos y tratamientos y remedios con medicina natural

El estreñimiento se ha convertido por desgracia en una enfermedad tan difundida que por lo general no se le presta la atención que se debiera. Sin embargo, si se conocieran los riesgos y perjuicios del estreñimiento nos esforzaríamos por vigilar esta función tan importante como es la evacuación diaria de las heces.

Cuando a veces les hemos preguntado a las personas cuántas veces evacua al día sus desechos algunos nos dicen que 2 o 3 veces a la SEMANA. Y lo mejor del caso es que lo ven como lo normal.

Esto constituye un gran error y una imprudencia ya que son múltiples los trastornos morbosos que se pueden derivar del estreñimiento.

Efectos del estreñimiento

Las acumulaciones sobre la pared intestinal se convierten en un criadero de vida bacteriana nociva. Las bacterias comienzan a reproducirse en esta podredumbre empeorando aun más el material y con ello se da el paso para sufrir consecuencias más serias. La pesada capa de mucosidad que recubre el colon se engrosa y pasa a ser el anfitrión de la putrefacción. Los capilares que se conectan con el colon, en vez de nutrimentos, absorben toxinas, venenos y desechos nocivos que atraviesan la pared intestinal; poco después todos los tejidos y órganos del cuerpo comienzan a recibir esas sustancias tóxicas y es así como principia la verdadera autointoxicación a nivel fisiológico.

Así, es la falta de evacuación de los residuos de la digestión o la retención de los mismos en el intestino determina siempre, de una manera lenta pero segura, una progresiva autointoxicación del organismo.

¡Cuántos dolores de cabeza se curarían con una buena higiene del colon o intestinal! ¡Cuántas manifestaciones cutáneas eruptivas (granos, úlceras, acné) desaparecerían curando el estreñimiento! Sin lugar a dudas podemos afirmar: “¿Está usted enfermo? Empiece por limpiarse el COLON”

¿Cuántas veces debemos evacuas los desechos para evitar el estreñimiento?

El intestino en estado de salud debe evacuar los desechos dos veces al día (como mínimo), o sea tantas veces como comidas formales hacemos. Se suele decir que la deposición de la mañana corresponde a la comida central del día anterior; y otra por la tarde, correspondería a la cena. Para algunos profesionales de salud una evacuación diaria, sin esfuerzos, abundante, de consistencia normal, con poco olor, la considerarían como normal.

Causas del estreñimiento

Sin duda son múltiples las causas del estreñimiento, pero destacamos como las más importantes:

Los errores en la alimentación diaria con el uso y abuso de alimentos refinados inadecuados o sin fibra natural (harinas blancas y productos refinados,chocolates, golosinas).

La carne, las grasas, embutidos, exceso de lácteos (quesos curados)

Los fritos.

El uso de bebidas alcohólicas.

El beber poca cantidad de agua.

La vida sedentaria y la falta de ejercicio.

El prolapso del colon (a su vez debido al estreñimiento).

El uso y abuso de medicamentos.

Espasmos nerviosos.

Insuficiencia hepática.

Comer en un estado nervioso.

Cómo curar el estreñimiento

Los laxantes no curan el estreñimiento

Son muchas las personas que acuden al remedio inmediato de ciertos laxantes para evitar el estreñimiento o combatirlo. Esto es un error, debido a que el abuso de los purgantes o laxantes lo que pueden provocar es más estreñimiento debido al círculo cerrado en el que se convierte esta práctica. Puede llegar el momento en el que el uso de laxantes sea la única forma en la que el intestino sea capaz de evacuar, de modo que se le acostumbra a un estímulo que no es natural. Por otra parte hay laxantes muy irritantes que pueden convertirse en una lacra para la salud.

Los laxantes solo se deberían de usar para casos excepcionales de urgencia. Lo apropiado es siempre combatir la causa del estreñimiento.

Los laxantes más usados son: cáscara sagrada, sen, frángula, saúco, regaliz, semillas de lino y zaragatona (psyllium).

Para niños: Regaliz, Hinojo, Ulmaria.

Macerar toda la noche dos cucharadas de semillas de lino con ciruelas y tomarlo al día siguiente por la mañana.

Dieta para el estreñimiento

La alimentación vegetariana es sin duda el mejor remedio contra el estreñimiento. A continuación destacamos algunos de los alimentos dentro de la dieta vegetariana cuyo efecto es todavía más eficaz:

Ciruelas pasas en ayunas previamente dejadas en remojo junto con semillas de lino. Ensaladas. Siempre que se coman almidones (integrales) tomar ensaladas. Aceite de oliva, acelgas, arroz integral, berenjenas, calabaza, cebollas, cerezas, ciruelas, col, coliflor, espinacas, higos, melocotón, melón, miel, naranjas, nueces, polen, pomelos, puerros, remolacha, tomates, uvas, zanahorias, algas, semillas de lino con muesli.

Zumos o jugos de frutas y de zanahorias.

Hidroterapia para el estreñimiento
- Baños de asiento de agua caliente.
- Beber un vaso de agua caliente en ayunas y antes de las comidas principales.
- Compresas frías alternando otro día con calientes sobre el vientre.
- Sobre todo lavativas intestinales. Recoredemos que estas se pueden realizar con diferentes sustancias que se pueden añadir a las lavativas según la necesidad de cada uno (café diluido, Kanne Brotrunk, limón, arcilla, agua de mar filtrada, Quinton Isotónico o Quinton Hipertónico.

Complementos para el estreñimiento

Complejo de Vitamina B de alta potencia: Importantes para la producción de enzimas digestivas y la digestión de los carbohidratos.

Fructo-oligosacáridos (FOS): Efecto prebiótico y laxante. Alimenta a las bacterias beneficiosas del intestino. Hidrata y da volumen a las heces, facilitando así su expulsión y favoreciendo la regularidad intestinal.

Otros complementos para el estreñimiento:

Carbonato de Magnesio, potasio, sodio, tabletas de alfalfa. Cloro.

Suplemento para el colon de SaludBio:

Una o dos cucharadas de Aceite biolinosol en ayunas.

Esencias para el estreñimiento

Hinojo, Romero.

Homotoxicología - Homeopatía para el estreñimiento

Nux vomica-Homaccord (g.a.), Graphites-Homaccord (g).

Otros consejos para el estreñimiento

Si hay prolapso del colon utilizar la tabla inclinada para recolocar estos órganos en su sitio junto con los masajes apropiados.

Evitar el sedentarismo por medio de dar largos paseos y ejercicio regular.

Comer en ambientes relajados sin alteraciones emocionales.

Habituar al intestino a realizar evacuaciones diarias, siempre a la misma hora para reeducarlo. No desatender la necesidad de evacuar cuando se produzca.

Procurar realizar la evacuación en posición de “cuclillas” mejor que sentado.

El cuidado del colon (intestino).
Su importancia para la salud



Analizaremos:

La importancia de una eliminación adecuada

Desequilibrios del intestino grueso

Cómo reconstruir la flora intestinal del colon

Enema o lavativa intestinal, colemas, hidroterapia del colon

La mala atención en el cuidado del colon es sin duda la principal fuente de intoxicación del organismo. Esta autointoxicación es la principal fuente de sufrimiento y de la decadencia de la sociedad. Tal es el caso, que la autointoxicación ha llegado a ser el amo del cuerpo y le roba al dueño de este, la claridad de pensamiento, discernimiento, buen juicio, vitalidad, salud, felicidad y seres queridos.

Para contrarrestar este estado, toda persona necesita enseñanza y conocimiento.

Todo médico debería usar parte del tiempo de su consulta en enseñar a sus pacientes cómo actuar para combatir autointoxicación del colon y cómo vivir para no enfermar nuevamente. Esta instrucción debe incluir cómo preparar los alimentos y qué alimentos comer, cómo combinarlos y cómo evitar la reincidencia de los problemas que lo llevaron al consultorio.

La importancia de una eliminación adecuada de los desechos del colon

De todos los procesos esenciales para la salud, una eliminación adecuada de los desechos a través del intestino es fundamental. La iridología corrobora que, en la gran mayoría de los pacientes que acuden a una consulta naturista por problemas de salud, en los iris de estos pacientes el estado del intestino refleja un grave estado patológico, y que de ahí parte hacia todo el organismo las toxinas que invaden y debilitan a la persona.

Podremos dejar cierto tipo de terapia a un lado, pero el cuidado del colon no solo no hay que dejarlo, sino que es lo primero que debemos atender.

Para una correcta absorción de los alimentos el intestino delgado posee en su pared interior millones de vellosidades intestinales que estando sucias o recubiertas por mucosidades, fermentaciones pútridas impregnadas en ellas, evitarán la buena asimilación. Esto hará que el organismo esté anémico y desvitalizado.

La actividad bacteriana del intestino grueso también es importantísima. Estas bacterias amistosas sintetizan nutrimentos valiosos.

Descuidar la necesidad de evacuar, o comer alimentos bajos en fibra conducirá al estreñimiento. De modo que las acumulaciones sobre la pared intestinal se convierte en un criadero de vida bacteriana nociva. Las bacterias comienzan a reproducirse en esta podredumbre empeorando aun más el material y con ello se da el paso para sufrir consecuencias más serias. La pesada capa de mucosidad que recubre el colon se engrosa y pasa a ser el anfitrión de la putrefacción. Los capilares que se conectan con el colon, en vez de nutrimentos, absorben toxinas, venenos y desechos nocivos que atraviesan la pared intestinal; poco después todos los tejidos y órganos del cuerpo comienzan a recibir esas sustancias tóxicas y es así como principia la verdadera autointoxicación a nivel fisiológico.

De aquí se desprende la necesidad de evacuar los desechos, no solo cada día, sino prácticamente después de cada comida que hacemos a lo largo del día; con excrementos bien formados, blandos y sin olores nauseabundos.

Desequilibrios del intestino grueso

Entre los principales desequilibrios encontramos:

Mal funcionamiento de la mucosa (encostramiento, descomposición, abscesos, ulceraciones, irritaciones, etc.).

Intestino espástico (debido a un esfuerzo continuado (estreñimiento y diarreas)).
Constricción del intestino (por enfermedad inflamatoria como colitis que daña el tejido).

Ulceración del intestino (debido a irritaciones, abrasiones, infecciones y concentraciones tóxicas).

Diverticulosis (inflamación de los divertículos por putrefacción acumulada en ellos).

Prolapso del colon transverso (caída del colon transverso con presión sobre otros órganos). Para conservar la posición correcta de nuestros órganos internos hay que evacuar de cuclillas.

Cómo reconstruir la flora intestinal

1.- Eliminando la materia fecal acumulada en el intestino varias veces al día.
2.- Cambiando la dieta para purificar el intestino.
3.- Ayunando.
4.- Limpiando el colon mediante enemas o irrigación con agua a presión.
5.- Liberando la mente de los viejos y malos patrones de conducta.

También hay que tener en cuenta que de todas las bacterias que son beneficiosas para el intestino el Lactobaillus Acidophilus es la única capaz de desarrollarse en el intestino.

Enemas o lavativa intestinal, colemas, hidroterapia del colon

Los enemas o lavativas intestinales son fundamentales para restablecer la regularidad de los movimientos intestinales y para limpiar el colon. Deberían aplicarse cada día durante un año a todos aquellos que tengan problemas con un intestino hipoactivo, irregular o perezoso. A los dos litros de agua del enema se le puede echar otras sustancias medicinales. Los enemas de café ayudan a desintoxicar el hígado. Los de té de semillas de lino alivian la inflamación del intestino. Los de arcilla ayuda a absorber y remover las toxinas que se encuentran en la pared intestinal.

Los colemas son enemas en los que se usa una cubo con capacidad de 15 a 20 litros de agua. De modo que el intestino se va llenando y a la vez va expulsando el agua sucia del lavado del colon. Hay que tener en cuenta la altura de la cubeta de modo que a más altura más presión del agua al entrar en el intestino.
Hidroterapia del colon

Para aquellas personas que les resulta difícil realizar este tipo de terapias en su propia casa o debido a la necesidad de una terapia más drástica recomendamos sesiones de hidroterapia del colon con aparato clínico. Este tipo de sesiones dura una hora, y durante este tiempo se introduce el agua (si es posible mejor de ósmosis) en diferentes ocasiones de modo que se hace una limpieza a fondo.

Con estos aparatos el agua se puede introducir a la presión más adecuada y a la temperatura que más beneficie al paciente. Por supuesto, se le puede añadir al agua cualquier tipo de producto o suplementos nutricionales que beneficien a la regeneración de la flora intestinal. Entre estos productos destacamos: Kanne Brottrunk, suplementos de Acidophilus, Quinton Hipertónico, etc.

Suplmentos para el cuidado del colon

 

Una o dos cucharadas de aceite biolinosol en ayunas.

Use semillas de lino para evitar el estreñimiento.

La arcilla blanca de uso interno absorbe toxinas y se puede usar en los lavados intestinales.

Homeopatía para el estreñimiento

Con necesidad constante de evacuar: Conium maculatum, Nux vómica. Plumbum metallicum, Pulsatilla, Silícea, Sulphur.

Sin deseos de evacuar: Bryonia alba, Graphites, Opium, Sepia officinalis.
Con sensación de que las heces regresan: Muríaticum acidum, Natrum muríaticum, Opium, Silícea, Thuja occidentalis.

Estreñimiento por abuso de medicamentos: Nux vómica.

Evacúa más fácil de pie: Alumina, Causticum.

Estreñimiento que se agrava en los viajes: Lycopodium clavatum, Platina.

Estreñimiento del lactante: Nux vómica, Opium, Sulphur, Zincum metallicum.

Recopilación de algunos remedios homeopáticos que son utilizados en la medicina homeopática para el estreñimiento. Cada remedio homeopático actúa sobre diferentes síntomas de estreñimiento (heces duras, estreñimiento en mujeres, estreñimiento por viajar, atonia intestinal, estreñimiento en bebes o niños, estreñimiento en el embarazo, etc.).

Ante alguno de estos síntomas, analice con que remedio homeopático se siente más identificado/a.

Alumen

(+++) Constipación (estreñimiento) de las más graves, no tiene deseos durante muchos días; no hay capacidad o fuerza para mover o hay deseos violentos e ineficaces y, cuando lo consigue, las heces son duras como piedras, como bolitas negras (Opium, Plumbum), y aún después de salir, siente el recto lleno. Elimina masas de grandes coágulos (en la tifoidea). Dolores intolerables en el recto después de defecar, con escirro.Hemorroides que sangran y duelen. Prurito anal. Diarrea agotadora.

Ammonium muriaticum

(+++) Constipación (estreñimiento) obstinada, extrema, con muchos flatos. Heces duras (o cubiertas con mucus), muy difíciles de expulsar, lo consigue solo a costa de grandes esfuerzos, y que se desmenuzan al salir en pequeños trozos, en la margen del ano. No hay dos heces iguales en el color (Puls.). Dolores ardientes en el ano durante y después de defecar aun heces blandas. Hemorroides dolorosas con ardor y pinchazos después de mover el vientre, que dura horas, peor después de un flujo suprimido. Hemorragia anal (Lach.) y diarrea (Bov., Verat.A.) durante la menstruación. Alterna constipación (estreñimiento) con heces mucosas verdes.

Opium

(+++) Constipación (estreñimiento) por atonía intestinal y, sobre todo, por inactividad total o inercia del recto, a veces de antigua data con gran acumulación de heces; no siente ningún deseo de evacuar, y las heces, que son como escíbalos, duros, redondos y negros, sólo pueden ser expulsados con un enema; como no hay poder de expulsión en la musculatura rectal, los esfuerzos hechos con los músculos abdominales sólo consiguen hacer asomar las heces, que enseguida retroceden. Puede haber retención espasmódica de las heces en el intestino. Es uno de los medicamentos de más importancia en la constipación (estreñimiento), especialmente en niños, en mujeres de buen carácter y corpulentas; en el saturnismo. Heces involuntarias, encopresis, especialmente después de un susto; con heces negras y fétidas; por parálisis del esfínter.

Causticum

(+++) Constipación (estreñimiento) con heces difíciles y esfuerzos ineficaces; puede mover con más facilidad solamente cuando está parado. Excoriación anal; necesita rascarse hasta tener el ano en carne viva; por el prurito; luego hay humedad anal. Condilomas anales. Dolor en el ano y recto, mientras camina. Dolores: ardientes después de defecar; cortantes, presivos. Excoriación entre las nalgas por caminar. Dolor en el periné; dolorimiento anal estando sentado; puntadas. Hemorroides grandes, congestionadas, duras, peor al tocarlas o caminar o pensar en ellas. Se ensucia involuntariamente; flatos. Flatos ruidosos, ofensivos. Heces: grasosas; sanguinolentas; duras, nudosas; blancas.

Graphites

(+++) "Constipación (estreñimiento) habitual con menstruaciones escasas" (Clarke) o suprimidas. Puede haber, otras veces, gran adelgazamiento, más marcado en las partes afectadas.

Phosphorum

(+++) Constipación (estreñimiento) con heces muy características, largas, delgadas, duras y muy secas, blanquecinas y evacuadas con grandes esfuerzos, como las de un perro. Inactividad rectal. Constipación (estreñimiento) y diarrea alternando; en ancianos.

Platina

(++) Constipación (estreñimiento) más marcada cuando viaja, o en emigrantes, o por intoxicación con plomo, o por hábitos sedentarios, o durante la menstruación y el embarazo; inveterada, muy obstinada, con frecuentes deseos ineficaces y violentos; cuando Nux V. falla. Las heces son pequeñas, duras, como quemadas, y parecen adherirse al ano y al recto como arcilla blanda.

Plumbum

(+++) Constipación (estreñimiento) intensa, crónica, por paresia o parálisis rectal, con continuos e ineficaces deseos de defecar; con heces duras, negras, como bolitas o heces de carnero que, a veces, se agrupan en grandes masas (o bolos fecales) adherentes; con una intensa constricción espasmódica y muy dolorosa en el ano mientras mueve el vientre, que puede persistir una o dos horas.
Sensación de que el ano estuviera violentamente retraído o tironeado.
Constipación (estreñimiento) en el embarazo; en niños; alterna diarrea y constipación; cuando Platina falla. Diarrea a veces prolongada, con heces amarillas, acuosas, sanguinolentas, muy fétidas; con cólicos. Prolapso anal. Fisura del ano.

Rathania

(+++) El recto es el gran centro de acción de Rathania. Constipación (estreñimiento) con heces duras que son expulsadas con grandes esfuerzos (o los esfuerzos son ineficaces); con constricción anal; con protrusión de hemorroides cuando defeca, seguida de dolores ardientes (como fuego), cortantes o punzantes o como astillas o pinchazos, que se prolongan hasta varias horas después; como si tuviera el recto lleno de astillas de vidrio; aún a veces con heces blandas. Fisura anal (es, posiblemente, el medicamento más importante y más indicado) con dolores agudísimos mientras mueve el vientre y después, especialmente si las heces son duras (lo hacen llorar o gritar); como puñaladas; persistentes por horas (ver más arriba); con una sensación de constricción anal que precede, acompaña y sigue a la defecación y con sensación de calor anal; los dolores se agravan mucho estando sentado, y mejoran algo con agua fría o con baños de asiento calientes.

Kali carbonicum

(++) Constipación (estreñimiento), a menudo cada 2 días. Constipación (estreñimiento) antes y durante la menstruación. Constipación (estreñimiento) con cólicos punzantes una o dos horas antes, con heces insuficientes, inactividad rectal. Constipación: heces en gruesas masas, muy voluminosas, escíbalos grandes que dificultan la evacuación. Obstrucción por inactividad intestinal y rectal, falta de movimientos peristálticos; deseos infructuosos de evacuar. Necesita esperar 1 a 2 horas antes de evacuar.

Lac Vaccinum defloratum

(+++) Constipación (estreñimiento) crónica con cefaleas y jaquecas crónicas intolerables.

La constipación (estreñimiento) no responde ni a los purgantes, y solo puede lograrse algún resultado con enemas; las heces son secas y duras, y salen con grandes esfuerzos (que a menudo son ineficaces o con retroceso de las heces), lastimando el ano con salida de bastante sangre, y haciendo gritar al paciente; puede alternar con diarrea; es frecuente que tenga escalofríos al defecar.

Magnesia carbonica

(+++) Constipación después de una emoción intensa o un trabajo cerebral prolongado, con deseos ineficaces y heces escasas, o solo elimina gases; heces secas, duras, en trocitos.

Magnesia muriatica

(+++) Junto con el hígado, el recto es el principal centro de acción de Magnesia Muriática. Constipación con heces duras, secas, escasas, grandes, nudosas, como heces de cordero, o como bolitas que salen con dificultad, y se desmenuzan o fragmentan en el borde del ano; a veces blanquecinas (en la ictericia). Constipación de niños durante la dentición. Constipación con constantes deseos ineficaces. A veces diarrea con eliminación en chorro. Heces grises, verdosas, con restos alimenticios, o mucosanguinolentas, amarillentas.

Nitricum acidum

(+++) El recto y el ano son centros muy importantes de la acción del medicamento. Constipación: alternando con diarrea; las heces, duras y secas, son muy difíciles de expulsar, o los deseos son ineficaces, o la expulsión es insuficiente; o queda con la sensación de que aún hay heces en el recto; constipación dolorosa. Constricción espasmódica del ano, mientras defeca y después.

Nux vomica

(+++) El recto es uno de los principales sitios de acción del medicamento.
Constipación (estreñimiento) con deseos constantes, urgentes e ineficaces de mover el vientre, más de mañana después de levantarse; mueve con gran dificultad, pero poca cantidad, quedando con la sensación de no haber terminado y de que nunca va a poder vaciar del todo su recto; por abuso de laxantes o purgantes, por hábitos sedentarios, por exceso de trabajo mental, durante el embarazo; puede alternar constipación (estreñimiento) con diarrea. Las heces son secas, duras, grandes o escasas, estriadas de sangre. Diarrea de mañana, por excesos en la comida de la noche anterior, por bebidas alcohólicas o por tomar agua o por corrientes de aire frío o por purgantes. Constipación (estreñimiento) anal espasmódica y dolorosa, especialmente en la constipación. Deseos de mover el vientre cuando orina y durante los cólicos; cualquier dolor en el vientre produce deseos urgentes de mover el vientre. Hemorroides internas muy dolorosas, que pinchan, arden y pican; peor caminando o de noche, mejor por agua fría; hemorroides congestionadas, grandes, sangrantes; en bebedores. Trastornos por supresión de hemorroides.

Antimonium tartaricum

(++) Constipación (estreñimiento) alternando con diarrea. Diarrea en la neumonía, viruela y otras eruptivas, peor por supresión de la erupción. Diarrea en bebedores. Cólera: diarrea con vómitos, acuosa, de olor cadavérico, con heces involuntarias. Para Nash, es lo que más se acerca a un específico del cólera: "náuseas, vómitos, diarrea, postración, sudores fríos, estupor o somnolencia".

Calcarea carbonica

(++) Constipación (estreñimiento), con heces duras, o primero duras y luego blandas; grandes; nudosas; lientéricas; claras; negras; sanguinolentas; como arcilla; secas; grises; pastosas.

Lachesis

(++) Constipación (estreñimiento) obstinada, con evacuación dura y dificultosa, heces escasas y adherentes, o con deseos ineficaces; con intensa constricción anal dolorosa (como si no pudiera pasar nada), peor después de defecar. Constipación que alterna con diarrea; con sensación de presión en el recto.

Lycopodium

(++) Constipación (estreñimiento) crónica, desde la pubertad o desde el último parto; con deseos ineficaces y heces duras, pequeñas, insuficientes (siempre le parece que queda algo en el recto), difíciles de evacuar porque el deseo de defecar es seguido de una contracción dolorosa del ano o recto (y las heces retroceden), o se prolapsa al mover el vientre. Constipación en el embarazo; en niños; fuera de casa o estando de vacaciones; alterna con diarrea. Heces duras en la primera parte de la deposición, seguida de heces blandas o fluidas. Diarrea por leche y por frutas o verduras; en el embarazo.

Los trastornos intestinales son cada día más comunes. El cáncer de colon es una de las principales causas de muerte entre la población. Analicemos los beneficios que los probióticos pueden proporcionar para la salud de nuestro aparato digestivo y en especial el colon.

Descripción de los prebióticos


Lactobacillus acidophilus es la bacteria dominante en el intestino delgado, donde se hace la mayor parte de la digestión, mientras que Bifidobacterium bifidum reside en el intestino grueso donde se procesan los desechos para ser evacuados. Ambas se consideran probióticos, que singnifica “a favor de la vida” y son muy necesarias a la hora de mantener la salud intestinal y general, ya que constituyen la primera línea de defensa de nuestro cuerpo contra los microorganismos potencialmente dañinos que se inhalan o ingieren. El equilibrio de nuestra flora bacteriana, puede alterarse durante períodos de estrés, dieta inadecuada, y consumo de medicamentos, y como consecuencia se puede producir una serie de trastornos como diarrea, retortijones, gases, pirosis e infección.

Propiedades de los probióticos

Los probióticos producen ácido láctico y ácido acético los cuales crean una alteración del pH que funciona como un antiséptico del sistema digestivo y al mismo tiempo minimizan la proliferación de organismos dañinos, al competir por nutrientes y alojamiento en las paredes intestinales, por tanto son ideales durante un tratamiento con antibióticos, corticoesteroides, y la píldora anticonceptiva, ya que estos pueden propiciar la aparición de infecciones, como la candidiasis.

• Mejoran la digestión al colaborar en la producción de enzimas digestivas.

• Son fundamentales para mantener la salud general. La flora intestinal afecta el funcionamiento del sistema inmunológico, el metabolismo del colesterol, la carcinogénesis y el envejecimiento por lo tanto un aporte de probióticos beneficia toda la salud general del individuo, ya que garantizan el equilibrio de la misma.

Uso terapéutico de los probióticos

Desequilibrio de la flora intestinal asociado a:

• Estrés.
• Dieta deficiente o desequilibrada.
• Edad avanzada
• Uso de antiácidos, antibióticos, anticonceptivos orales y otros medicamentos.
• Diverticulosis.
• Úlceras.
• Candidiasis.
• Síndrome de Colon Irritable.
• Insuficiencia pancreática.
• Alergias alimentarias/intolerancias, como la intolerancia a la lactosa. La lactasa, enzima que digiere la lactosa, es producida a partir del Lactobacillus acidophilus.
• Infecciones del tracto urinario. Si no se restablece el equilibrio de la flora intestinal las infecciones serán recurrentes.
• Cáncer, prevención y tratamiento. Lactobacillus acidophilus demuestra una actividad antitumoral, reduciendo la proliferación tumoral sobre todo a nivel intestinal, vaginal y de la vejiga.

Dosis recomendadas de los probióticos

• De 4.000 a 10.000 millones de bacterias vivas L.acidophilus y B. bifidum, al día.
• Se aconseja tomar en ayunas (con zumo, leche o agua) y/o por la noche, antes de acostarse.
• Esperar al menos 2 horas después de tomar antibióticos.
• No tomar con bebidas calientes.
• Puede ser aconsejable tomar los probióticos con los prebióticos (FOS: fructo-oligosacáridos) cuando existen problemas digestivos mayores debidos a una alteración de la flora intestinal, (Candidiasis, Síndrome de Colon Irritable, etc) dado que los prebióticos sirven como alimento a los probióticos y les asegura mayor capacidad de proliferación y supervivencia. Las bacterias beneficiosas son entonces más capaces de competir con las bacterias dañinas resultando en un mejor funcionamiento del intestino.
• Las bacterias deben estar rodeadas por una matriz de un polisacárido ácido estable para protegerlas bacterias de las condiciones altamente ácidas del estómago y que puedan llegar en perfecto estado a su lugar en el intestino.

Posibles efectos secundarios de los probióticos

• Los probióticos son muy seguros y no se asocian con efectos secundarios cuando se siguen las dosis recomendadas. Se puede tomar hasta 10.000 millones de estas bacterias a nivel terapéutico, pero cantidades superiores pueden provocar leves molestias gastrointestinales.

Los fructo-oligosacáridos (FOS) pertenecen a un grupo de compuestos que se conocen colectivamente como prebióticos. Los prebióticos no se digieren por el cuerpo humano, pero se considera que mejora la salud debido a que estimulan el crecimiento de las bacterias intestinales beneficiosas.

La dieta media aporta tan sólo de 2 a 3 gramos de FOS diarios mediante la ingesta de vegetales como las cebollas, sin embargo se estima que el consumo óptimo debería ser de 5 a 10 gramos. Las investigaciones han mostrado que el consumo de FOS durante tan sólo 2 semanas incrementa de forma significativa el número de bacterias beneficiosas en el intestino, aumentando su número en algunos casos hasta 10 veces.

Actualmente los profesionales utilizan principalmente los FOS como prebióticos o en casos de dificultades digestivas como el estreñimiento. Nuevas investigaciones recientes destacan otros aspectos que podrían tener aplicaciones interesantes.

Indicaciones de los FOS

Mejora del aparato digestivo

La suplementación con FOS ha demostrado modificar la función del intestino en personas sanas. Sin embargo, los principales beneficios se presentan en secciones de la población que pueden tener una ecología intestinal anormal como los bebés, las personas mayores, las personas con afecciones intestinales o las que hayan recibido una terapia con antibióticos. Se han encontrado niveles inferiores de bacterias beneficiosas en personas con Síndrome de Colon irritable (SCI) y con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII).

Los estudios realizados en bebés, tanto prematuros como no, muestran que la inclusión de FOS en la fórmula de la leche provoca una disminución en el número de bacterias patogénicas presentes en las heces, tales como E.coli y clostridios. Un estudio adicional en niños de 7 a 19 meses mostró que los FOS aumentaron los niveles de bifidobacterias, disminuyendo los niveles de patógenos potenciales y redujeron síntomas de flatulencia, diarrea, vómitos y fiebre.

Debido a que los FOS son un tipo de fibra, se han utilizado ampliamente para mejorar el estreñimiento y el tiempo de tránsito intestinal. Las evidencias sugieren que una dosis de 10 a 20 g. diarios aumenta significativamente la frecuencia y la suavidad de las heces en los adultos.

La acción de los FOS en el estreñimiento se da por la suma de dos efectos: el efecto osmótico y el efecto prebiótico. Por un lado el efecto osmótico se debe a que captan líquido en el intestino, incrementando el tamaño de las heces y su hidratación, haciendo que se estimule la peristalsis intestinal y que las heces se excreten de forma más suave. Por otro lado, tenemos el efecto prebiótico en el que, gracias al incremento de las bacterias beneficiosas intestinales, se estimula la producción de ácidos grasos de cadena corta que disminuyen ligeramente el pH intestinal, estimulando con ello la peristalsis intestinal. Con todo ello, su acción laxante no es agresiva ni irritante, se pueden tomar sin límite de tiempo, no siendo adictivos y pudiéndose tomar tanto por niños como por mujeres embarazadas sin ningún tipo de problema.

Absorción de minerales: huesos y más

Varios estudios han asociado la suplementación con FOS con un incremento de la mineralización de los huesos. Un estudio con humanos descubrió que tanto en personas con alta como baja absorción de calcio, la suplementación con FOS mejoró la absorción de calcio, el contenido mineral del hueso y su densidad. Se piensa que este efecto se produce por varios mecanismos diferentes: el aumento en la producción de ácidos grasos de cadena corta que provoca una mayor solubilidad de los minerales; la mejoría de la salud intestinal; el incremento de la superficie de absorción; el aumento de la expresión de proteínas de unión al calcio; la degradación del ácido fítico, entre otros factores.

Estos beneficios no se limitan sólo al calcio, ya que hay evidencias que sugieren que también podrían mejorar la absorción de magnesio, hierro, zinc y cobre.

Dosis y fuentes de FOS

Los estudios han mostrado efectos beneficiosos de los FOS a dosis bajas de 5 gramos al día en adultos (como prebiótico), y a dosis altas de 20 gramos diarios (para estreñimiento). Una dosis de hasta 20 gramos de FOS al día se considera segura y bien tolerada.

Recomendamos utilizar FOS extraídos de forma natural de la raíz de la achicoria, ya que es la única forma natural de FOS que ha demostrado científicamente ayudar a la salud del intestino. Las versiones obtenidas por procesos sintéticos, normalmente a partir de remolacha azucarera, no ofrecen los mismos beneficios para la salud.

Colitis. Sintomas y clasificación

Definición de colitis

El término colitis se utiliza para referirse a la inflamación del colon. Cuando, como suele ocurrir con mucha frecuencia, la inflamación del colon se asocia a la del intestino delgado (enteritis), se presenta la enterocolitis.

Clasificación de las colitis

Por lo general las colitis se dividen en colitis específicas, es decir debidas a causas infecciosas bien determinadas, como el tifus, la disenteria bacilar y amebiana, la tuberculosis infantil, etc., y colitis genéricas, inespecíficas o no específicas.

Colitis amebiana: Colitis debida a la Amoeba coli o Entamoeba histolytica

Colitis mucosa o Colon irritable.

Colitis poliposa
: Inflamación de las últimas porciones del colon con producción de excrecencias pediculadas, semejantes a pólipos, característica de la enfermedad de Crohn.

Colitis ulcerosa: Ulceración crónica del colon, con exacerbaciones episódicas que afecta de forma constante el recto y puede extenderse a lo largo de todo el intestino.

Síntomas de colitis


Las colitis más frecuentes son las catarrales o mucosas, en las cuales el agente microbiano se aprovecha para desarrollarse y localizarse en la mucosa del colon disminuyendo la resistencia de las paredes intestinales. Entre las causas pueden estar desórdenes dietéticos, enfriamientos del vientre, esfuerzos físicos, abuso repetidos de purgantes y de enemas, contusiones abdominales, etc.

Síntomas de colitis catarral aguda

Los síntomas de la colitis catarral aguda son:

Dolores abdominales que se acentúan durante la defecación

Diarrea más o menos abundante, a veces alternando con períodos de estreñimiento

Decaimiento general

Fiebre generalmente irregular y no elevada, que a veces falta.

Las heces son líquidas o semilíquidas, blanquecinas por el moco que contienen y malolientes.

A los 5-7 días la colitis catarral aguda tiende a curar, aunque, a veces, suele hacerse crónica.

Síntomas de Colitis catarral crónica

Esta puede ser consecuencia de una colitis catarral aguda o presentarse desde el principio con los caracteres de cronicidad.

Entre sus síntomas destacamos:

Dolor por todo el abdomen

La mano que palpa el abdomen percibe el colon a veces como un cordón duro a consecuencia de los espasmos que ha contracturado y endurecido sus paredes.

Adelgazamiento progresivo.

La persona se vuelve nerviosa o irritable por sus padecimientos.

Síntomas de Colitis ulcerosa

Además existen otras formas de colitis como la colitis ulcerosa, de mayor gravedad, de etiología dudosa.

Aunque a veces las colitis se manifiestas en forma aguda con fiebre elevada y con numerosas descargas diarreicas mucopurulentas mezcladas con sangre, lo más corriente es que estas colitis se instauren en forma lenta e insidiosa.

Al principio el paciente padece de cuando en cuando y durantes unos cuantos días cólicos abdominales más o menos vivos y descargas diarreicas con emisión de heces semilíquidas o líquidas que contienen moco y pus (en los largos intervalos de bienestar entre un episodio cólico y el siguiente el enfermo tiene tiempo suficiente para recuperarse por completo). Pero después los episodios colíticos se hacen cada vez más frecuentes, más largos y más graves, y las heces, además de contener moco y pus, contienen también sangre procedente de las úlceras formadas en la mucosa del colon.

Va surgiendo un cuadro de intoxicación generalizada con fiebre, anemia progresiva de tipo pernicioso, descenso de la presión arterial y adelgazamiento rápido e impresionante.

Se debe distinguir entre esta colitis ulcerosa de la colitis ulcerosa amebiana, de la colitis ulcerosa tuberculosa, del cáncer ulcerado del intestino o colon y hay que establecer un diagnóstico diferencial.

Homeopatía para la Colitis


A continuación indicamos una serie de remedios homeopáticos para el tratamiento de las colitis. Ante cualquier sintomatología visite a un homeópata o profesional de la salud. Si desea más información sobre estos remedios homeopáticos pinche en su nombre.Colon.

En las colitis, ya sean espasmódicas, dolorosas, con alternancia de constipación y diarrea. En las recto-colitis se da Asa Sigmoidea 6ª asociado a Mucosa Rectal 6ª, alternando con Eje Córtico-talámico más Plexo Hipogástrico a la 6ª. En las parasitosis intestinales, ya amebianas o verminosas, se da, para reforzar el tratamiento de fondo, Mucosa de Colon a la 200ª. En la fisura anal, se logran buenos resultados con Mucosa Anal 30ª, 3 veces por semana.

Phosphorus

(+++) Es uno de los más importantes medicamentos de la recto-colitis ulcerosa, que parece instalarse a menudo en personas con las características de Phosphorus. Pierde heces involuntariamente al moverse o después de un susto o durmiendo; el ano permanece completamente abierto o solo tiene la sensación. Tiene un deseo urgente de mover el vientre apeinas se acuesta sobre el lado izquierdo. Hemorragía anal mientras mueve el vientre. Tenesmo después de defecar. Hemorroides salientes y que sangran fácilmente (hasta por flatos), con dolor escoriante cuando está sentado o acostado. Hemorroides crónicas. Fisura y fístula anales. Pólipos rectales. Teniasis; ascaridiasís.

Enterococcinum

(++) El intestino, por supuesto, y el recto, constituyen el principal sitio de acción de Enterococcinum. Heces como "bosta de vaca". Diarrea matinal con deseos urgentes; mueve varias veces de 4 a 9 de la mañana; peor por emociones o durante la menstruación. Heces muco-sanguinolentas. Tenesmo rectal. Dolores en el colon. Colitis, enterocolitis. Disenteria. Recto-colitis hemorrágicas.

Nectrandra amara

(+) Enterocolitis aguda, con heces acuosas, borborigmos y cólicos; con gran postración, ojeras, lengua seca y sueño inquieto.

Copaiva

(+) Colitis mucosa; heces cubiertas con mucosidades; heces blancas, sanguinolentas, verdosas; con Cólicos y escalofríos. Se ensucia involuntariamente. Heces como de cordero; insuficientes. Ardor intolerable y prurito en el ano, con hemorroides.

Dysenterize compound

(+) Colitis. Diarrea, mueve 5 a 6 veces por día el vientre; por excitación o preocupación. Latidos en el recto, con sensación de tener un corcho. Heces mucosas.

Elemuy

Angiocolitis catarral aguda y crónica.

Enterocolitis muco-membranosa crónica.

Diarreas: Clasificación y Causas

Definición de Diarrea

Se define la diarrea como la evacuación de heces líquidas o semilíquidas. La cantidad de esta evacuación de heces puede llegar a ser de algunos litros y con un número de evacuaciones de entre 4 a varios centenares como en el caso de cólera, disentería bacilar, etc.

Las diarreas se pueden clasificar en agudas y crónicas. Mientras que las diarreas agudas tienen una duración de menos de dos semanas, las diarreas crónicas suelen durar más de dos semanas y suelen ser recurrentes.

Causa de la Diarrea


La diarrea es debida a una intensificación de los movimientos de las paredes intestinales que provoca el avance del contenido intestinal hasta el ano. Debido a este avance rápido no se puede realizar la absorción de la parte acuosa y las heces se expulsan en forma líquida o semilíquida. Si además de esto hay una inflamación intestinal aguda se añade un exceso de secreción por parte de la mucosa intestinal inflamada, que contribuye al aumento del contenido líquido de las heces.

Por lo tanto, el mecanismo de la diarrea consta de tres partes:

Aceleración de los movimientos peristálticos de las paredes intestinales.

Pobre absorción de la parte líquida de las heces.

Y aumento de las secreciones por parte de la mucosa intestinal irritada.

Clasificación de las Diarreas

Pueden ser diferentes las causas que provoque una diarrea. A continuación analizamos las más importantes.

Diarrea por trastornos digestivos

Estas son las más frecuentes de las diarreas. Pueden estar provocadas por:

Indigestión. Una toma excesiva de alimentos puede provocar un déficit de función gastrointestinal. Alimentos irritantes, picantes, alimentos demasiado fríos, digestiones pesadas, etc.

Producción insuficiente de jugo pancreático impide la digestión de las grasas.

Diarreas por enfermedades hepáticas (cirrosis, hepatitis aguda y crónica, etc.)

Diarreas por enfermedades del estómago (gastritis, úlcera gástrica, poco ácido clorhídrico, etc.)

Diarreas por medicamentos, purgantes e intoxicación

Entre estas encontramos las diarreas provocadas por purgantes corrientes entre los que pueden estar plantas medicinales (sen, cáscara sagrada, etc.) u otros (aceite de ricino, carbonato de magnesio, aguas minerales purgantes, etc.). También envenenamientos por alimentos en mal estado, tabaco, drogas, metales pesados.

Otras de estas diarreas pueden estar provocadas por alergias alimenticias; es decir alimentos a los que ciertos individuos pueden estar especialmente sensibilizados (leche, huevos, fresa, marisco, etc.).

Diarreas por causas infecciosas

De este tipo de diarreas las más habituales son el cólera, disentería bacilar, salmonelosis, etc.).

Diarreas por patologías del colon

En el colon se pueden presentar patologías que provocan diarreas como la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn, el cáncer de cualquier parte del intestino pero en especial el colon y el recto.

Diarreas por patologías ajenas al aparato digestivo

En este grupo están las diarreas cuyo origen puede ser enfermedades cardiacas, vasculares, renales, de la sangre, endocrinas, nerviosas, etc.

Clasificación de las Diarreas por las heces

En examen de las heces diarreicas nos puede permitir saber el origen o causa de la diarrea. Por ejemplo:

Diarrea biliar. Cuando el líquido que acompaña a las heces es verdoso por la presencia de bilis.

Diarrea hemorrágica. Cuando las heces contienen sangre pura como en el caso de cáncer de colon o recto.

Diarrea serosa. Si las heces son extremadamente líquidas y con el color como del agua en el que se ha cocido arroz (diarrea colérica).

Diarrea alimentaria. Cuando entre las heces encontramos pedacitos de alimentos no digeridos (indigestión)

Diarrea muco-purolenta. Cuando las heces están mezcladas con mocos y pus, o moco y sangre, o los tres (colitis ulcerosa, disentería bacilar o amebiana, etc.)

Diarrea: Tratamientos naturales

Tratamientos y Remedios para la Diarrea


Aumento del ritmo deposicional con evacuación de heces de consistencia disminuida.

Medicina Natural para la diarrea con Jugos:

Jugo de zanahorias y de zarzamora. También membrillo y agua de arcilla. Jugos de col y remolacha con ácido láctico para mejorar la flora intestinal.

Medicina Natural para la diarrea con Dieta:

Zumo de un limón grande, una cucharadita de azúcar una pizca de sal cada hora.
Almendras, arroz, dátiles, manzana, membrillo, miel, plátanos, yogurt, manzana rallada, zanahorias.

En un litro de leche se echa una patata cortada en cuadraditos. Después de hervir 10 minutos se toma como té.

Beber el caldo de arroz una vez tostado al ser echado en medio litro de agua hirviendo.

Papilla de crema de avena o copos de avena crudos (para los niños remojados).

Medicina Natural para la diarrea con Plantas Medicinales:

Ortiga blanca, Nogal, Corteza de encina, Ajedrea, Salicaria, Cola de Caballo, Milenrama, Poleo, Gordolobo, Manzanilla, Llantén, Pie de León, Hojas de Fresa, Rosa, Vara de oro, Tormentilla, Salvia, Líquem de Islandia, Orégano.

Remedios con Talasoterapia para la diarrea

Quinton Isotónico.

Medicina Natural para la diarrea con Homeopatía:

Heces acuosas:
Crotón tiglium, Podophyllum peltatum.

Heces ardorosas, excoriantes, que queman la piel: Arsenicum álbum, Cantharís vesicatoria, Mercurius solubilis.

Heces cambiantes: Pulsatila.

Heces fétidas (estado infeccioso): Árnica montana, Arsenicum álbum, Baptisia tínctoría.

Siente que el recto queda abierto: Aloe socotrína, Apis mellifica, Phosphorus.

Por la mañana: Aloe socotrína, Natrum muríaticum, Natrum sulphuricum, Podophyllum peltatum, Sulphur.

Después de un enojo: Aloe socotrína, Calcárea phosphoríca, Chamomilla vulgaris, Colocynthis, Nux vómica, Staphysagria.

Después de un susto: Aconitum napellus, Argentum metallicum, Gelsemium sempervirens, Opium, Phosphoricum acidum, Phosphorus.

Después de exponerse a una corriente de aire: Bryonia alba, Capsicum annuum, Nux vómica, Silícea.

Por un cambio de tiempo: Calcárea carbónica, Dulcamara, Mercurius solubilis.

Durante el otoño: Arsenicum álbum, Colchicum autumnale, Iris versicolor, Nux moschata, Mercurius solubilis, Veratrum álbum.

Después de un despido o rompimiento: China officinalis.

Durante la dentición: Calcárea carbónica, Chamomilla vulgaris, Magnesia carbónica, Phytolacca decandra, Podophyllum peltatum, Rheum palmatum, Silícea, Sulphur.

Homeopatía para la Diarrea

Del griego diarrein, que significa "deslizarse a través", la diarrea es la evacuación de heces líquidas o semilíquidas. La cantidad en 24 horas puedes ser hasta de algunos litros y con un número de evacuaciones que oscila desde 3-4 a varios centenares (en el cólera, en la disentería bacilar, etc.).

Hemos hecho una recopilación de algunos de los mejores remedios de homeopatía para combatir la diarrea.

Notará que cada remedio homeopático es eficaz para ciertos síntomas de la diarrea (heces amarillas, heces verdes, diarrea durante la menstruación, diarrea en la menstruación, heces líquidas, etc.), por lo que es el homeópata el que estará en la mejor disposición para conocer qué tipo de tratamiento para la diarrea con hemeopatía es el mejor para cada caso.

Recuerde que la homeopatía no cura enfermedades sino enfermos.

Podophyllum

(+++) Diarrea copiosísima y agotadora (es, tal vez, el principal medicamento de las diarreas en general), especialmente a la mañana muy temprano, o a las 4 que lo saca de la cama, o antes de mediodía o de noche; biliosa, en niños, sobre todo en tiempo caluroso o por la dentición; por sidra o por beber agua (a veces de inmediato); después de comer; por comer fruta y por leche; peor por el movimiento; a menudo indolora. La díarrea es precedida de borborigmos o gorgoteos y violentos cólicos que lo hacen doblarse, y es seguida de tenesmo y una extrema debilidad y postración, con sensación de vacío en el vientre y recto y, con frecuencia, prolapso rectal (más en niños).

Las heces son muy abundantes, fétidas o pútridas, amarillentas, acuosas, expulsadas en chorro; o de sangre pura o mucosanguinolentas o estriadas de sangre; verdosas; con restos indigeridos; o de color masilla o blancas como leche o quilo, o como pedazos de tiza; o negra como alquitrán. Diarrea que alterna con cefalea o con constipación (estreñimiento) con heces duras, secas, cambiantes.

Mercurius

(+++) Es uno de los principales medicamentos de la diarrea, especialmente cuando aparece o se acentúa al anochecer al aire frío o de noche; precedida de malestar general, sensación de desmayo y cólicos, y acompañada y seguida de tenesmo violento, con constantes y frecuentes deseos de mover el vientre aún después de haberlo hecho, urgente, y con violentos cólicos cortantes; con náuseas, eructos, calor o sudores fríos en la cara, escalofríos, agotamiento y temblores; con dolor rectal y ardor en el ano después de defecar, o prolapso rectal o de hemorroides. Diarrea en niños. Puede haber constipación (estreñimiento) con heces duras, nudosas y adherentes, difíciles de expulsar. Las heces son mucosas ("es raro que Mercurius esté indicado en la diarrea si no hay mucosidades" [Guernsey]) o mucosanguinolentas o mucosas verdosas, excorianes; veteadas de sangre; como huevos revueltos; espumosas; negras o verdes, claras, blancas como leche o amarillentas o biliosas; blandas o acuosas, frecuentes, o se deshacen; o como bolitas de carnero; de olor ácido.

Chamomilla

(+++) Diarrea: en niños; durante la dentición; por ira; por tomar frío; con Cólicos, peor de noche. Heces: como espinacas o huevos revueltos; verdes; calientes; frecuentes; mucosas verdes o acuosas verdes; corrosivas; con olor a huevos podridos. Constipación (estreñimiento). Fisura anal muy dolorosa; ulceración en el recto; excoriación perianal. Hemorroides internas. Flatos.

Veratrum album

(+++) Constipación (estreñimiento) crónica con inactividad rectal y deseos ineficaces; con heces duras y grandes, o como escibalos redondos y negros, que expulsa con excesivos esfuerzos, con sudores fríos y agotamiento excesivo. Constipación en bebés; o dolorosa en niños. Es uno de los tres principales remedios del cólera asiático (tal vez el más importante), y así como en Cuprum predominan los calambres y en Camphora el frío, en Veratrum album hay un predominio de la diarrea y los sudores; la diarrea es muy abundante, peor de noche, con heces acuosas como agua de arroz, precedidas de dolores de vientre calambroides y cólicos violentos, (y, a veces seguidas) y siempre seguidas de debilidad extrema; con violentos vómitos y diarrea simultáneos; con los inevitables sudores fríos en la frente. Diarrea: en Otoño; durante los escalofríos (o escalofríos durante la diarrea), por comer o beber; por el menor movimiento; por fruta; después de un susto; en tiempo caluroso, antes o durante la menstruación; por peras; por verduras. Las heces son biliosas o verdosas o como espinaca picada, o negras; sanguinolentas; marrones; muy copiosas y salen en chorro; mucosas; líquidas o acuosas; con ardor en el ano mientras defeca y después. Evacuaciones involuntarias al expulsar gases. Diarrea en los tuberculosos. Diarrea acampanada de sudores fríos en la frente, terrible tgotamiento y desmayos o escalofríos.

Croton Tiglium

(+++) La acción predominante de Croton Tiglium es sobre los intestinos y su evacuación, y se manifiesta por una diarrea brusca, con heces expulsadas con fuerza, en un solo chorro, como un disparo, con muchos flatos, seguida de gran postración, y que se produce o agrava por comer, por beber, por cualquier movimiento, peor en verano; por frutas y dulces, por tomar el pecho; mejor por café, Esta diarrea es con cólicos antes de defecar, constante y brusca urgencia y heces predominantemente verdosas, amarillas, amarillo verdosas, acuosas, fétidas, frecuentes, lientéricas. Las heces salen como de una canilla. Diarrea con tenesmo, náuseas muy intensas, a veces vómitos, desfallecimiento y sialorrea. Toxicosis o diarrea infantil en niños, con excesivas náuseas y heces amarillentas o verdosas; pareciera que cada deposición fuera a "secar" al niño. Ardor y prurito en el ano, con dolor. Teniasis y parasitosis intestinales.

Sulphur

(+++) Diarrea indolora, imperiosa, después de medianoche o matinal, que lo despierta con gran urgencia a las 5 de la madrugada y lo saca muy rápidamente de la cama con repentina urgencia, quedando a veces deseos de mover el vientre después, y tenesmo. Diarrea: en niños; durante la dentíción; por tomar frío; por cerveza; por leche; por erupciones suprimidas; en el embarazo; en septicemias; durmiendo; por comer azúcar; peor estando parado. Las heces son pastosas, blandas o líquidas de mañana; amarillo verdosas o verdes; espumosas; mucosas; de olor ácido o fétido o pútrido o a huevos podridos; o lientéricas; amarillentas o casi negras; a veces grasosas. Diarrea en niños, verdosa o mucosanguinolenta, con gritos y llanto; a veces precedida de un cólico antes de cada evacuación. Cólera asiático. Alterna diarrea y constipación (estreñimiento).

Dulcamara

(+++) Diarrea otoñal, aguda o crónica, por haber tomado frío o frío húmedo o en tiempo frío, por cambios de calor a frío o luego de estar parado en un campo o piso húmedo; o cuando los días son calientes y las noches frías; en niños, durante la dentición; después de comer, especialmente alimentos fríos; en los heladeros o gente que trabaja con hielo; por supresión brusca de una erupción; siempre precedida de dolores periumbilicales y por borborigmos que desaparecen después de defecar. Heces acuosas amarillentas; líquidas; sanguinolentas; cambiantes; mucosas; verdosas o amarillentas alternativamente; ácidas o de olor ácido; corrosivas; marrones; blanquecinas. Diarrea acuosa de noche, con cólicos, en verano, en días fríos. Heces involuntarias. Diarrea aguda o crónica sanguinolenta con prurito anal y prolapso rectal. Diarrea aeguida de gran postración o desmayos. Diarrea alternando con erupciones o reumatismo.

Aloe

(+++) Diarrea con las características ya expresadas, en chorro, con abundancia de flatos, con heces amarillas o sanguinolentas en grandes trozos gelatinosos, transparentes; por ira, por cerveza, por fruta, peor en verano, parado o caminando, después de comer o beber. Constipación (estreñimiento). Hemorroides azules, en paquetes como racimos de uvas, ardientes, dolorosas (no tolera el menor contacto), sangrantes, peor durante la menstruación, mejor por aplicaciones frías; con intenso prurito y ardor anal que impiden dormir.

Bovista

(+++) Diarrea antes y durante la menstruación. Tendencia a las díarreas, sobre todo a la mañana y de tarde, seguidas de tenesmo y ardor. Heces primero duras, luego líquidas. Heces duras y compactas; constipación (estreñimiento). Prurito en el recto y ano. Urgencia ineficaz. Dolores de periné, a recto. Diarrea crónica de los viejos.

Colchicum

(+++) Diarrea otoñal con, violentos dolores y con heces como jalea, transparentes; salen primero líquidas, pero cuando se enfrían forman como una gelatina; heces pútridas; oscuras; mucososanguinolentas; blancas con gran cantidad de partículas desmnuzadas; de mucus blanco; o como ralladuras de intestino; membanosas; acuosas; que salen con violento espasmo anal. Diarrea: durante la dentición; en tiempo caluroso; por salirse del régimen; peor por el movimiento; indolora; biliosa.

Phosphoricum acidum


(+++) Diarrea aguda o crónica, abundante, acuosa, blanquecina, sin dolor, sin olor y sin agotamiento o debilidad posterior, aunque sea copiosa; peor de mañana y al anochecer, después de alimentos ácidos, por cambios de tiempo, por bebidas o alimentos fríos, por tomar frío en Verano, durante la dentición, después de comer; por excitaciones, por susto o penas; en la tifoidea; por la fruta (sobre todo ácida), por bananas; en tiempo caluroso; por naranjas; por pastelería; en niñas escolares. Las heces salen involuntariamente al pasar flatos o durmiendo o al moverse; incontinencia de fecales y orina simultáneamente; como si el ano quedara abierto; las heces salen solas cuando se da vuelta o se mueve el niño. Las heces, además de blancas, pueden ser blanco grisáceas o blanco verdosas o blanco amarillentas; amarillas brillantes; verdosas; claras; acuosas amarillentas; en chorro, como si se vaciara. Constipación (estreñimiento) con heces duras y difíciles. Flatos abundantes con olor a ajo. Hemorroides al defecar, con intenso dolor estando sentado. Tenesmo después de defecar. Dolores desgarrantes, ardor y prurito en el recto. Picoteo pruriginoso perianal. Mejor con la diarrea, peor si se la suprimen.

Gratiola officinalis

(+++) Sin duda, el centro de acción de Gratiola es en el recto e intestino grueso. Diarrea de Verano en niños, especialmente si han bebido mucha agua fría. Heces acuosas, amarillentas, verdosas, espumosas (Mag.Carb.), expulsadias con fuerza en un chorro, sin dolor, seguidas de ardor e irritación anal y de un gran agotamiento, a veces con salida de hemorroides dolorosas. Diarrea con sensación de frío en el abdomen, y con calambres. Cólera asiático. Diarrea mucosa nocturna, con tenesmo. Deseos urgentes e ineficaces de defecar. Constipación (estreñimiento), con heces duras, escasas, difíciles de expulsar. Las heces salen sin darse cuenta.

Natrum carbonicum

(+++) Diarrea por leche. Diarrea con deseos muy urgentes e imperiosos, con heces amarillentas, conteniendo una sustancia amarilla como pulpa de naranja con manchitas de sangre; mucosanguinolentas; explosivas, en chorro, ruidosas; seguidas de tenesmo, ardor y dolor en el recto y ano, y gran debilidad. Constipación con heces duras, como de cordero, difíciles de evacuar. Teniasis. Prurito y cosquilleo en el ano.

Nux vomica

(+++) El recto es uno de los principales sitios de acción del medicamento.
Diarrea de mañana, por excesos en la comida de la noche anterior, por bebidas alcohólicas o por tomar agua o por corrientes de aire frío o por purgantes.

Colocynthis

(+++) "Diarrea y vómitos que son más consecuencia del gran dolor que de un trastorno gástrico o intestinal (Kent). "Ningún remedio produce Cólicos tan severos como éste, y ningún remedio los cura tan rápidamente" (Nash). Dolores de vientre como shocks eléctricos que van hasta el ano. Cólicos en niños, que se alivian acostándose sobre el vientre; cuando cambian de posición, vuelven a gritar de dolor. Sensación de vacío en el vientre. Dolor en la ingle; hernia inguinal.

Calcarea carbonica

(++) Diarrea: en niños; durante la dentición; despúes de tomar leche; por tomar frío; después de comer; en gente adelgazada; por esfuerzos; por fruta; en verano; en la tifoidea; con heces líquidas, acuosas; blancas como tiza o leche; coaguladas; verdosas; espumosas; copiosas; frecuentes; de olor ácido. Fístula anorrectal.

Calcarea phosphorica

(++) Diarrea: en niños, en niñas escolares, peor por dentición, por vejación, por fruta o sidra, por bebidas frías, por helados. Heces verdosas, mucosas, calientes, muy fétidas, espumosas, explosivas, gorgoteantes, con flatos fétidos y tenesmo. Heces duras con sangre, con depresión. Hemorroides que sangran durante o después de defecar, y salen afuera, con dolor, prurito y humedad anal.

Calcarea sulphurica

(++) Diarrea purulenta con sangre. Úlceras intestinales. Abscesos indoloros perianales en casos de fístula. Diarrea indolora, con incontinencia, en niños, por azúcar o cambios de tiempo, peor después de comer. Prurito rectal con humedad anal. Prolapso rectal. Constipación (estreñimiento) con fiebre y disnea.

Antimonium tartaricum

(++) Constipación (estreñimiento) alternando con diarrea. Diarrea en la neumonía, viruela y otras eruptivas, peor por supresión de la erupción. Diarrea en bebedores. Cólera: diarrea con vómitos, acuosa, de olor cadavérico, con heces involuntarias. Para Nash, es lo que más se acerca a un específico del cólera: "náuseas, vómitos, diarrea, postración, sudores fríos, estupor o somnolencia".

Benzoicum acidum

(++) Diarrea en niños, peor por la dentición, con heces ofensivas, pútridas o con olor a orina, blancas y acuosas (como agua de jabón), espumosas, irritantes, copiosas, atraviesan los pañales. Puntadas y sensación de constricción en el recto. Hormigueo anal.

Bismuthum

(++) Diarrea con heces líquidas, abundantes, sin dolor, muy irritantes y de olor cadavérico. Cólera infantil de comienzo brusco, cuando predominan los vómitos, con palidez, ojeras, sudores calientes y cuerpo caliente. Trastornos intestinales de verano en los niños. Dolores pinzantes en la región diafragmática, extendiéndose transversalmente, peor caminando. Diarrea incolora con gran sed, poliuria y vómitos. Ruidos de gases en el vientre, que está muy sensible al tacto.

Borax

(++) Diarrea en niños, debajo del año, con heces blandas, amarillo claro, ofensivas, peor en Verano y por la dentición. Heces claras, verdes o marrones, acuosas, con gritos antes y durante la defecación. Estrechez anal. Prurito y contracción en el ano y recto. Diarrea con pinchazos y borgorigmos en el vientre. Diarrea precedida de cólicos en el lactante, con la boca dolorida por aftas. Diarrea por fumar.

Argentum nitricum

(+) Diarrea: por tomar agua, apenas la toma (los líquidos, literalmente, "pasan a través de él"; toxicosis); por excitación o antes o anticipando algún acontecimiento no habitual o muy angustiante (examen, reunión, etc.) (ver 2); por azúcar o caramelos; por susto; por agotamiento mental; diarrea explosiva, ruidosa. Heces verdes, como espinaca picada en pedacitos; o se vuelven verdes después de quedar un tiempo en los pañales; acuosas de noche; marrones; ofensivas; con flatos.

Candida albicans.  


Definición

La Candida albicans es una levadura, un organismo unicelular que se reproduce por gemación. Es un organismo dimorfo, es decir, que cuando prolifera, puede cambiar tanto su anatomía como su fisiología, entre las formas de levadura y hongo.

El Dr. Jeffrey Bland explica que “el estado de levadura es un organismo no invasor, que fermenta el azúcar, mientras que el estado fúngico produce rizoides (micelios), que son estructuras muy grandes, semejantes a raíces, que pueden penetrar a través de la mucosa y que sí son invasoras. La penetración de la mucosa gastro-intestinal puede romper la barrera entre el tracto intestinal y resto de la circulación, y facilitar así la introducción hacia la coriente sanguínea de muchas sustancias que pueden ser anfígenas”

Es sabido que la Candida albicans libera no menos de setena y nueve substancias químicas que son toxinas.

Existen más de novecientas especies de levaduras, entre las cuales se cuenta más ochenta especies de Candida. Puesto que cada cepa de Candida albicans se estima que contiene hasta treinta y cinco antígenos, y que todo individuo puede albergar más de una cepa, es de suponer que el potencial de sensibilización es enorme, sin contar con el potencia de infección por invasión a través de los tejidos.

La Candida albicans y el sistema inmunológico

En sus intentos de reacción, el sistema inmunológico genera anticuerpos contra todas las toxinas y empieza a comportarse erráticamente disparando en todas direcciones, como un soldado robot de juguete al que se le ha hado cuerda y que se ha descontrolado. En su conclusión fabrica sin cesar anticuerpos innecesarios, y así los afectados por la Candida albicans frecuentemente reaccionan contra substancias tales como los perfumes, los productos de limpieza, la gasolina, el petróleo, los olores de pintura, el humo del tabaco, etc. El sistema inmunológico queda aún más debilitado, y la Candida prolifera sin que nadie logre controlarla.

El potencial de sensibilización de la Candida albicans ha quedado demostrado por los estudios que revelan que la liberación de histamina es estimulado por los antígenos de la Candida.

Candida albicans. Síntomas y efectos

1.- Se multiplica y emigra

A.- Distorsiona el equilibrio de la flora intestinal, al anulas las vulnerables bifidobacterias provocando: Indigestión, mal aliento, ventosidades, distensión abdominal gaseosa, estreñimiento, diarreas, síndrome de intestino irritable y prurito anal.

B.- Florece en las membrana mucosas provocando: Inflamaciones bucales y garganta, vaginales, oculares, nasales (incrementando las invasiones de alérgenos), y también en el tracto urinario, las uñas y la piel (provoca, acné, psoriasis y eczemas).

C.- Se transmuta en la muy agresiva forma de micelio, penetra a través de la pared intestinal, invade la corriente sanguínea y se refugia en los tejidos y articulaciones.

2.- Estimula el aumento de permeabilidad de las paredes intestinales

A.- El intestino permeable deja que las proteínas incompletamente digeridas procedentes de la dieta penetren en la corriente sanguínea y provoquen reacciones inmunitarias (alergias e intolerancias alimenticias).

B.- Permite a las toxinas del intestino y a los metabolitos de la Candida pasar a la corriente sanguínea (autointoxicación, malestar general)

3.- Libera toxinas (79) antígenos conocidos

A.- Afecta al cerebro. El acetaldheído (producto del fraccionamiento del alcohol producido por la Candida a partir del azúcar) reacciona con el neurotransmisor dopamina y provoca desarreglos mentales y emocionales (depresión, ansiedad, pánico, irritabilidad, oscilaciones del humor, sentimientos de “rechazo”, mala memoria, falta de concentración, etc.

B.- Afecta al sistema inmunológico. Los anticuerpos se lanzan contra las toxinas, dando origen a múltiples reacciones inmunitarias indiscriminadas: alergias e intolerancias a los productos químicos. Se estimula la liberación de histaminas. Los aldehídos provocan la supresión de las funciones de trasmisión intercelular. Se incrementa la susceptibilidad a las infecciones y la incapacidad del sistema inmunológico para responder eficientemente a las infecciones o alérgenos.

C.- Afecta a todos los demás sistemas esenciales del organismo. Los dolores proliferan en las articulaciones y en los músculos, acompañados de debilidad muscular. Son comunes los adormecimientos, los hormigueos y los pruritos. La falta de energía y la fatiga se van haciendo cada vez más persisntentes.

4.- Afecta a las funciones hormonales: (síndrome postmenopáusico y problemas menstruales, infertilidad, endometriosis).

A.- La Candida posee en su membrana celular órganos receptores que tienen la capacidad de aceptar a las hormonas. Si la progesterona se liga a la Cándida, no llega nunca a su destino.

B.- La Candida desarrola con toda exactitud sus órganos receptores que quedan a la espera de las hormonas y que en efecto son más perfectos que las propias hormonas, al competir como órganos receptores de las mismas. La función hormonal queda bloqueada.

C.- La Candida albicans desencadena los procesos auto-inmunitarios, creando anticuerpos contra las hormonas propias y contra el tejido ovárico. Los síntomas van aumentando de ciclo en ciclo.

D.- Afecta a los procesos metabólicos de los ácidos grasos, interrumpiendo la formación de las prostaglandinas.

Causas principales de la proliferación de la Candida albicans.

 

Los antibióticos provocan cambios cualitativos y cuantitativos fundamentales en la flora intestinal, estimulando el crecimiento de la población de Candida en el tracto intestinal. Al margen de la exposición directa a través de la medicación, los antibióticos, que son ampliamente utilizados en la ganadería, penetran en nuestro organismo con la carne y los productos lácteos.

Los anticonceptivos orales tienen la capacidad de estimular el desarrollo de la Cándida albicans, lo mismo que los medicamentos corticosteroides.

Las dietas pobres en nutrientes alteran el pH gastrointestinal y crean un medio ambiente adecuado para la proliferación de la Candida albicans.

El azúcar es un estimulante bien conocido del desarrollo fúngico (hongos), y el consumo actual per cápita en los Estados Unidos al igual que en Gran Bretaña es de 55 kg. al año.

La Cándida puede aumentar su número durante períodos de estrés o de disminución del potencial inmunológico.

El Dr. Trowbridge achaca la culpa de esto al “uso excesivo de antibióticos, esteroides y píldoras anticonceptivas, todo ello unido a un medio de contaminación universal”.

También se refiere al “excesivo consumo de azúcar y de comida basura. Los recién nacidos están expuestos a contraer la Candida albicans al pasar por el canal de alumbramiento de la madre”. Y, además “el embarazo, dadas las alteraciones hormonales del organismo de la mujer tiende a estimular la reanudación de la proliferación de la levadura en sus tejidos”.

Diversos factores entre los cuales se cuentan la falta de la lactancia a pecho, el estrés, la exposición a la radiación de los Rayos X, los ritmos intestinales, y los bajos niveles de ácidos en el estómago, afectan también como es sabido, al equilibrio de la flora intestinal. Para muchas personas, el mero hecho de vivir en un país desarrollado es causa de malestar crónico, dado que, aparte de cualquier otra circunstancia, la humanidad se halla en la actualidad expuesta a una multitud de toxinas medioambientales.

El sistema hormonal de la mujer, enormemente complejo, la predispone a un mayor potencial de desarreglos, aunque los varones no son ciertamente inmunes al síndrome de la Candida albicans. Se ha comprobado que el 60 % de los casos se presentan en las mujeres, el 20 % en los varones y el 20 % en los niños. Trowbridge comenta que “las mujeres tienen más lugares donde la levadura se puede refugiar, y acuden con más frecuencia al médico, con lo cual toman más medicamentos que estimulan la proliferación de la levadura”.

Tratamientos y Remedios para la Candidiasis (Candida albicans)

Candida albicans o candidiasis y vitaminas y minerales

Las investigaciones han demostrado que las siguientes vitaminas y minerales pueden desempeñar papeles muy particulares en el fortalecimientos frente a la infección por Candida:

La vitamina C, el ácido fólico (B9), el fosfato-5-de piridoxal, la riboflavina, la vitamina A, el zinc, el magnesio y el selenio. Además la suplementación con ácidos grasos esenciales puede resultar beneficiosa, y el ácido pantoténico puede teóricamente reducir los efectos adversos de los aldheídos al incrementar la actividad de la hidrogenasa aldehídica, que es la enzima que la metaboliza. Estos suplementos los mencionamos aquí a título de mera posibilidad ya que el estado individual y sus requerimientos deben ser investigados y evaluados para diseñar un programa personalizado.

Los aceites esenciales contra la Candida albicans

La naturaleza ha dispuesto a nuestro favor la existencia de aceites esenciales en los vegetales. Estas sustancias son principios activos de acción muy potente a pequeñas dosis. Así, los aceites esenciales han gozado siempre de buena reputación como agentes antivirales, antimicóticos y antimicrobianos.

Tradicionalmente uno de los aceites esenciales más recomendados en casos de infecciones por cándida ha sido el aceite de canela presente en la corteza de canela, pero hay más opciones, que vamos a presentar.

Efectivamente la corteza de canela (Cinnamomum cassia) contiene una compleja mezcla de compuestos (aceite, taninos y OPCs) con propiedades antimicóticas y antibacterianas que hacen de esta droga vegetal una opción indiscutible, tal como confirman algunos estudios y ensayos. Además, la corteza de canela tiene acciones beneficiosas sobre la digestión en casos de dispepsia o dolor por frío, y sobre la salud del intestino por lo que potencia los efectos que buscamos al actuar contra la cándida en esta localización y en el resto de mucosas o en la piel. La dosis más adecuada parece ser 7.500 mg de corteza de canela, si se usa como extracto estandarizado (e.e.) 5:1 serían 1.500 mg de e.e.

Así mismo el extracto de hoja de olivo (Olea europaea) parece tener efecto antiinfeccioso sobre cándida, según demuestra un estudio reciente, si bien en este caso los principios activos parecen ser glucósidos. La dosis más adecuada en este caso sería de 1.600 mg, lo que corresponde a 400 mg de un e.e. 4:1.

El extracto de semilla de hinojo (Foeniculum vulgare) también actúa sobre el sistema digestivo aliviando dispepsia, flatulencia, indigestión y se cree que posee así mismo efectos antimicrobianos interesantes. La dosis recomendada sería 800 mg, correspondiéndose con 200 mg de un e.e. 4:1.

Y por último, en cuanto a aceites esenciales, el aceite de cardamomo (distintas especies), que se obtiene del fruto de una planta exótica con reconocidas virtudes sobre el sistema digestivo para los gases, flatulencia y dispepsia, ayudando a hacer mejor la digestión. En este caso se recomiendan 200 mg.

La acción directa sobre las funciones digestivas de las drogas anteriores, supone un beneficio extra al tratar directamente las incomodidades intestinales derivadas de la infección por cándida.

Los probióticos y la Candida albicans

El Lactobacillus acidophilus es el colonizador esencial del intestino delgado, y el Bifidobacterium bifidum es el colonizador esencial del intestino grueso. La bacteria Lactobacillus produce la enzima lactasa, que rompe la molécula de lactosa y crea ácido láctico a partir de los carbohidratos. Se ha demostrado que el Lactobacillus acidophilus inhibe a los microorganismos E. coli, Salmonella y Shigelia, y que por lo tanto ejerce un efecto antibiótico bien definido. También se ha demostrado que inhibe la formación de los micelios de la Candida albicans.

La Bifidobacteria bifidum produce ácido acético y ácido láctico, y compite con los patógenos en la captura de nutrientes y en la ocupación de puntos de implantación de sus colonias. Estas bacterias amigas viven sinérgicamente en nuestro interior y, entre otras acciones benéficas, desintoxican el tracto intestinal y fabrican vitaminas B.

Además se comportan como una extensión de nuestros mecanismos de defensa, controlando y matando bacterias patógenas, virus y levaduras. El Lactobacillus acidophilus y la Bifidibacterua bifidum pueden administrarse juntos en forma de polvo, obtenido por congelación y desecación y presentado en cápsulas. Visto el papel que desempeña la lactosa estimulando a la Candida, es obviamente preferible elegir un suplemento alimenticio que lleve una base libre de leche.

El yogurt y la candidiasis

Otras útiles bifidobacterias son pasajeras, por ser variedades no colonizadoras. Su efecto benéfico se debe a la producción de ácido láctico que hace bajar aún más el pH de los intestinos. De particular interés son los Lactobacillus bulgaricus y los Streptococcus thermophilus, que se hayan en el yogurt vivo, que constituye por lo tanto un alimento muy útil, siempre que no concurra una intolerancia a los productos lácteos. Aunque es mejor evitar otros productos lácteos debido a su contenido de lactosa, en el yogurt la lactosa ha sido convertida casi totalmente en ácido láctico pro las bifidobacterias productoras de enzimas, y así las ventajas de su presencia en las dietas compensan usualmente sus posibles desventajas.

La Candida albicans y otros suplementos

- Sistema gastrointestinal: FOS, el uso de fructooligosacáridos es importante pues al mismo tiempo que estimula el crecimiento de bifidobacterias beneficiosas tenemos la opción de endulzar los alimentos sin aportar hidratos de carbono absorbibles. Lactobacilos y bifidobacterias para mantener la flora intestinal beneficiosa. L-glutamina para reinstaurar la permeabilidad intestinal.

- Sistema inmunitario:
equinácea, caprílico, coriolus, cobre, selenio, manganeso

- Sistema hepatobiliar:
cardo mariano, alcachofa, desmodio, diente de león, azufre

- Suplementación de vitaminas y minerales, suplementación antioxidante

No debemos olvidar el atender a las manifestaciones concretas y así preparar unas recomendaciones terapéuticas adecuadas, por ejemplo, en casos de dolores musculares, estrés, cansancio y valorar todo aquello que pueda estar interviniendo, ya que cualquier disminución de las defensas por la razón que sea puede provocar el aumento de la cándida. El tratamiento de las afecciones por cándida es difícil y requiere paciencia y buen hacer por parte del profesional de la salud, así como conseguir la colaboración de la persona afectada.

domingo, 24 de junio de 2012

Como conseguir autonomía alimentaria con agricultura ecológica

 

Santi Soto

Asesor de Agricultura Ecológica. Vergel de las hadas




El Vergel de las Hadas es un Centro de Sensibilización Ambiental ,

Formación en Agroecología y Desarrollo Rural Sostenible.

Es una iniciativa familiar desarrollada por Santi Soto y Adalú-Marcela Pereira y nuestros hijos: Gineas a la izquierda,Yarií en el centro y Daín a la derecha, uniendo nuestras vocaciones, conocimientos y capacidades para llevar a cabo nuestro proyecto de vida:

 

Vivir en el campo,rodeados de naturaleza,en una casa sana y bien orientada,con tierra y agua para poder cultivar nuestros alimentos, respetando y cuidando la Tierra,animales y plantas.
Educar a nuestros hijos en ese respeto,,acompañandoles en el proceso de aprender a aprender cual es el camino y vocación en su vida.


Dedicarnos a la divulgación y formación de las técnicas y métodos que usamos en nuestro trabajo ,cultivando la hospitalidad y la amistad. 


Los dos venimos de familias de agricultores y hace 29 años que hacemos y enseñamos a hacer agricultura ecológica a través de Cursos y Talleres de diferentes temas de vida rural y asesoramos diferentes proyectos de gestión de fincas.

Ahora  ,el proyecto va evolucionando de empresa familiar ( nuestros hijos empiezan a colaborar compaginando sus estudios con diferentes tareas,empezando su propio vivero de plantas o en la fotografía y diseño web…..)

a una Cooperativa Integral,con la progresiva incorporación de un equipo multidisciplinar que se encargará de diferentes funciones y tareas,para poder ofrecer un mejor servicio a nuestros alumnos y clientes,creando nuevos puestos de trabajo.

Empezamos hace 8 años alquilando  la finca “El Molinot” y desde hace 6 años fundamos  con varios amigos/as una Asociación sin ánimo de lucro que sirve de apoyo para la compra de la finca,la construcción de las infraestructuras necesarias para crear el Centro de Sensibilización Ambiental y  Escuela de Agroecología y para constituir un fondo económico mutuo para poder crear proyectos similares en otros sitios.

E n los 29 años que llevamos haciendo talleres y cursos,hemos apoyado y ayudado  a muchos proyectos y la gente confia en la coherencia de nuestro trabajo y hoy mas que nunca saben que la Cooperación  y la Ayuda Mutua es la llave del cambio que estamos viviendo.

martes, 19 de junio de 2012

TRATAMIENTO PARA LA PROSTATA







PLANTA DE AGAVE O SISAL


CORTAR VARIAS PENCAS DE AGAVE COLOCARLAS EN UNA BANDEJA HORNEARLAS HASTA ABLANDAR PARA PODERLE SACAR EL ZUMO, PARA ESO DESPUES QUE ESTEN BIEN HORNEADAS SE GOLPEAN Y SE VAN EXPRIMIENTO EN UN ENVASE PARA RECOLECTAR EL JUGO, LUEGO PREPARAMOS CON AZUCAR DE CAÑA O PAPELON UN JARABE NO MUY ESPESO, MEZCLAMOS 1 CUCHARADA DEL ZUMO DE AGAVE CON 6 CUCHARADAS DE JARABE.
 
SE TOMA 1 CUCHARADA DE ESTA MEZCLA 3 VECES AL DIA POR 6 MESES, A LOS 15 DIAS DEL TRATAMIENTO YA SE VE LA MEJORÍA.

TRATAMIENTO PARA SANAR LA GANGRÉNA DIABETICA










HERVIR UN MANOJO (60 GRMS.) DE VERBENA EN UN LITRO DE AGUA POR DOS MINUTOS CON EL RECIPIENTE TAPADO, DEJAR ENFRIAR Y COLAR.

PREPARAR UNA CATAPLASMA DE AGUA DE VERBENA Y ARCILLA, APLICAR SOBRE LA LLAGA.

DEJAR SECAR Y REMOVER LA CATAPLASMA LAVANDOLA CON AGUA DE VERBENA.


COCINAR PUÑADO DE COLA DE CABALLO EN MEDIO LITRO DE AGUA, ENFRIAR Y COLAR.

MOJAR UNA GAZA Y APLICAR SOBRE LA HERIDA.

REPETIR LA OPERACION CADA TRES HORAS HASTA DESAPARECER LA CANGRENA

ELIMINAR LOS TORIJOS O CARNOSIDADES EN LOS OJOS







UN CONSEJO OPTIMO PARA ELIMINAR DEFINITIVAMENTE LOS TORIJOS O CARNOSIDADES EN LOS OJOS ES LA APLICACION DE 2 GOTAS DE MIEL DE ABEJA ANGELITA EN CADA OJO DIARIAMENTE POR 3 MESES, DESAPARECERAN COMPLETAMENTE!!!

 Abeja "angelita" con colmena en tronco hueco, inofensivas y de miel muy apreciada

En el bosque seco de Melgar (Tolima), existe diversidad de abejas silvestres nativas, un grupo de especial interés son las abejas sin aguijón o meliponinos, cumplen una función importante como polinizadores e interactúan con muchas especies de plantas y producen una valiosa miel. La cría y manejo de estas abejas sin aguijón se denomina meliponicultura, se clasifican taxonómicamente dentro de la tribu Meliponini (Hymenoptera, Apoidea).

De acuerdo con investigadores en meliponicultura, Juan Manuel Rosso y Guiomar Nates, "corresponde a uno de los muchos grupos de abejas nativas de América. Se estima que el número de especies de abejas sin aguijón o meliponinos es de alrededor de 300, distribuidas desde México hasta el norte de Argentina".


Según recomiendan estos investigadores, en cada región existen especies de abejas sin aguijón adaptadas a las condiciones locales y con potencial para su aprovechamiento.


Las especies seleccionadas para meliponicultura deben escogerse tomando en cuenta lo siguiente:


• Su presencia en la zona: el traslado de nidos a lugares distantes generalmente trae consecuencias fatales para la colonia a corto plazo (no se adaptan al nuevo ambiente y recursos) o a largo plazo (por consanguinidad).

• Los objetivos de producción buscados: obtención de miel y otros productos, o polinización dirigida.

• Hábitos convenientes: evitar seleccionar algunas abejas que tienen hábitos no convenientes, como aquellas que recogen heces de animales u ocasionan daños en flores (algunas especies de Trigona), o atacan a otros meliponinos (abejas ladronas del género Lestrimelita).

Integrar la meliponiculotura en el diseño permacultural trae varias ventajas entre las que se citan:


• Bajo costo de implementación, mantenimiento, equipos e insumos. El «pie de cría» inicial puede obtenerse directamente del medio y, posteriormente, multiplicarse en cautiverio; se requieren pocas herramientas de manejo y pueden utilizarse materiales locales para la construcción de colmenas y meliponarios.

• Baja inversión en tiempo y mano de obra; el cuidado de meliponarios puede ser realizado por cualquier miembro de la familia.

• Fuente de ingresos complementaria y que no interfiere con otras actividades productivas.

• Docilidad y fácil manejo. Las colmenas pueden mantenerse cerca de la casa sin riesgo.

• Sostenible ambientalmente, además de prestar servicios ambientales a los agroecosistemas a través de la polinización.

• Productos reconocidos, con gran demanda local y precio elevado.

Este uso de biodiversidad está amenazado por la degradación de su hábitat natural y perdida del bosque seco de Melgar.

EQUILIBRADOR DE LAS FUNCIONES TIROIDEAS










ESTE TRATAMIENTO ES PARA EQUILIBRAR LAS FUNCIONES TIROIDEAS.

LOS SINTOMAS DE ESTE DESAGRADABLE DESEQUILIBRIO SON:
ANSIEDAD DE COMER, INSOMNIO, ENGORDAR O BAJAR DE PESO SIN RAZON APARENTE Y ALTERACIONES MESTRUALES.

PARA EL TRATAMIENTO MEZCLAREMOS LAS SIGUIENTES HIERBAS MEDICINALES:

4 HOJITAS DE EUCALIPTO





1 RAMA DE MEJORANA





1 RAMA DE ROMERO





EN MEDIO LITRO DE AGUA CUANDO HIERVA AÑADIMOS LAS HIERBAS, APAGAMOS Y TAPAMOS, DEJAMOS REFRESCAR, COLAMOS Y TOMAMOS TRES TACITAS DURANTE EL DIA.

viernes, 8 de junio de 2012

La importancia de una alimentación sana y libre de sustancias tóxicas

SUZANNE POWELL

Aprender a comer de forma consciente, combinando correctamente los alimentos ( dieta disociada ), en equilibrio yin-yang, para conseguir una digestión óptima, una evacuación eficaz y una desintoxicación contínua. De esta forma se puede mantener la línea y la salud. Aprender la importancia de alcalinizar el organismo para evitar enfermedades y recaídas. Cómo prevenir y tratar el cáncer de una manera complementaría o alternativa con la terapia holística. Conocer los alimentos más adecuados para una buena alimentación y aplicar buenos hábitos, de forma sencilla y práctica. La importancia de salir de la ignorancia alimenticia y re-educar. Zen como camino para el despertar de la consciencia, equilibrio y alimento para el alma....mente en paz, cuerpo en paz, espíritú en paz.

SUZANNE POWELL

Especialista en nutrición y medicina ortomolecular; psiquiatrá filosófica, e instructora de Sanación Zen. Conferenciante sobre temas de salud física, mental y de crecimiento personal - espiritual.